Defendiendo el hogar

Hace ya algunas semanas, en una de las calles de Madrid me detuve a observar un pequeño altercado aéreo entre gorriones y golondrinas. (Hirundinidae).  Ellas intentaban entrar en las rendijas que habían en una pared, mientras los gorriones las defendían a toda costa, unos desde adentro y otros volando afuera.

Las rendijas y pequeñas oquedades en las paredes son muy solicitadas por diversas variedades de pequeñas aves. No pueden arriesgarse a construir sus nidos en los árboles, porque sus huevos y pichones quedarían expuestos a las hurracas e incluso a los mirlos, tordos y aves de mayor tamaño. Por eso es que, tanto gorriones como golondrinas y otros pajarillos de pequeño tamaño, defienden sus preciados hogares. Si no hay nido no hay puesta y no habrá polluelos.

En definitiva: la crisis de la vivienda en las grandes ciudades alcanza incluso a las aves.

Esta entrada ha sido publicada en Otros animales y etiquetada como , , . Guarda el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.