A 360 días de su pérdida.

Penélope y yo

Un enorme vacío fue lo que quedó después que Penélope, mi última y maravillosa perra boxer, diera su último ronquido hace un año. Nada ha podido llenarlo. Hay días en que se hace difícil vivir con un agujero tan grande en el corazón.

Esta entrada fue publicada en General y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a A 360 días de su pérdida.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.