Un gato muy blanco

un gato blanco

Para quien quisiera, pero no puede, tener un soberbio tigre siberiano, quizás un gato como este podría compensarlo. Reducidos a una fracción de tamaño con relación a los felinos mayores, todos los gatos mantienen esa misma mirada atenta, penetrante, escrutadora, incisiva, intrigante, misteriosa y fascinante de sus otros hermanos.

Este de la foto es un gato muy blanco. Está bien cuidado y considerado por personas que, más que dueños, se siente tan solo sus felices cuidadores. Está criado en un pueblo, con entera libertad de ir y venir a su libre antojo. Es un gato feliz.

Esta entrada ha sido publicada en Gatos y etiquetada como . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Un gato muy blanco

  1. Es una preciosura felina!!!!!

  2. sonia dijo:

    ola esto sobre los gatos esta muy bin hahahahah
    kuidenlos demasiado hahahahah
    los qiere
    su amiga

    sonia

  3. Juan Luis dijo:

    Huy ese gato es el vivo reflejo de mi gato Jackye!!

  4. brandon dijo:

    TENGO UN GATO IGUALITO

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.