• Blog personal sobre perros, gatos y animales en general; fotos, cuidados, anécdotas.

Un gato con una rara bronquitis

Cuando alguien no tiene ningún tipo de experiencia con alguna clase de animales, pueden suceder situaciones realmente anecdóticas. Si nunca has tenido un perro podrás fácilmente confundir un estado de nerviosismo con uno de agresividad, o un intento de juego por parte del animal como un intento de ataque. Con los gatos ocurre otro tanto. Vamos, que les sucede hasta quienes tienen experiencia, como el caso que ya he publicado de La gata con piómeras rayadas… que se mueven. Pilar Alonso me envía una anécdota del verano pasado, con uno de sus gatos cuando era pequeñito y tuvo que dejarlo al cuidado de una vecina, por salir de vacaciones. Así que dejo que ella lo cuente: