• Blog personal sobre perros, gatos y animales en general; fotos, cuidados, anécdotas.

Una gata con piómetras rayadas… que se mueven

Hace cosa de un par de meses, nuestra gata Thelma (la que recogimos en la gasolinera de Elda, en Alicante) empezó a emitir unos tremendos maullidos de dolor, con muestras de que algo se le hubiese atascado en la garganta. Rápidamente la llevamos al veterinario, pero no le vio nada que pudiera ser la causa de tales manifestaciones de dolor. Nos mando hacerle unas radiografiás en el hospital universitario de veterinaria. Pero  las placas tampoco mostraron nada en la garganta ni por asomo.  Sin embargo detectaron algo que fue dictaminado como una Piómetra (1),  mucho menos preocupante, por los momentos, que lo que fuera que la gata tuviese en la garganta. Al día siguiente regresamos a nuestro veterinario, con reenvío otra vez al hospital universitario para mas radiografías, con nueva vuelta al veterinario. A todo esto no se encontraba la causa de los dolores que manifestaba Thelma, pero decidió ponerle un tratamiento y vino varios días a casa para hacerle seguimiento y examinarla. Sin embargo nada parecía resultar. La gata seguía chillando y estaba muy apática; apenas se movía y casi no comía.