Diario de un perro abandonado

DIARIO-DE-UN-PERROperro amarrado en la calle, esperando al dueño
Para muchas personas, muchísimas, demasiadas, adquirir un animal como mascota para sus hijos es un acto visceral o caprichoso, como podría ser el comprarse la barra de labios que luego nunca se usará porque el color no me va bien, los zapatos para correr, la bicicleta estática de ejercicio o esa blusa de moda que se utilizaron una sola vez.

Cuando hay niños por medio el resultado es aún peor, porque muchos padres, muchísimos, demasiados, son incapaces de decirles que no, tan solo por no querer aguantar el berrinche a que los acostumbraron reforzándoles ese comportamiento negativo, tal como Cesar Millán, el Encantador de Perros, diría. Si a ello le juntamos el hecho de que ni los niños ni los padres tienen ni el tiempo,  los conocimientos o el menor interés en educar al animal, pensando que él tiene que saberlo todo por sí mismo, pues sucede lo que sucede: un animal más que terminará siendo abandonado.

Mi amigo Juan Luis Blásquez me ha enviado esta presentación en Power Point que circula por la web. Sinceramente, me ha dolido mucho lo que ella refleja, porque sé muy bien que es la más pura y cruel realidad.

Decidí no reenviarlo por correo electrónico, sino colocarlo aquí.

Gracias, Juan Luis.

La imagen que coloco es una de mis tantas fotografías de perros que me voy encontrando por las calles, en este caso por Chueca, en Madrid. Este era un perro bastante equilibrado y tranquilo, esperando por el dueño que se encontraba en algún local. Pero me he encontrado con muchos amarrados en la calle, bien frente a un supermercado, una tienda o cualquier cafetería, ladrando y temblando.

En una ocasión fue frente a una tienda en la calle Arenal. El animalito ya estaba hiperventilando y gimiendo, prácticamente a punto de un ataque de ansiedad. Me agaché junto a él y lo acaricié hasta que se fue tranquilizando. Su dueña salió casi veinte minutos más tarde, sin haberse dado por enterada.

Un perro que no haya sido bien adiestrado para estas esperas, puede sufrir mucho, pues llega a sentirse abandonado. Si ese es tu caso, por favor, educa bien al perro, hay formas sencillas de hacerlo para que, en vez de temer que lo abandonas, por el contrario, espere con gusto a que salgas para ver que premio le vas a dar por su buen comportamiento. Tu eliges.

Presentación en PPT. Visualizar o descargar.
Nota: no contiene imágenes que puedan herir la sensibilidad, pero la historia que se narra es triste.
Diario de un perro… que fue abandonado

imagen de un perro que es abandonadoDesconcierto, ansiedad, angustia y todo lo demás es lo que refleja la expresión de este perro. ¿Sería eso lo que sintió el perro de esa presentación? ¿Será eso lo que siente cualquier perro (gato, caballo…) que es dejado atrás, abandonado?
Porque llegar a ver algo así, sí que parte el alma.

Esta entrada fue publicada en Perros, Protección animal y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.

4 respuestas a Diario de un perro abandonado

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.