• Blog personal sobre perros, gatos y animales en general; fotos, cuidados, anécdotas.

De gatos, perros y niños

gato pintoEn mi pueblo, en Asturias, en la gente de más de cincuenta años siguen predominando las viejas ideas utilitarias: los animales o reportan un beneficio (vacas, ovejas, cerdos, etc.) o son prescindibles. ¡Cuántos cachorros de gatos y perros no han terminado en las aguas del río! Una forma de controlar su número, alegan ellos. Yo he recogido eso en mi cuento titulado «Los gatos de Río Negro». Y cuando la gente se va de vacaciones, pues nada, los gatos que se las arreglen. Ya ellos verán en dónde comen. ¡Lo que sobran son lagartijas! O que busquen ratones, dicen. La huerta de la casa de mis padres es el comedor popular del pueblo, para los gatos indigentes, los realengos, abandonados y los que, sin estar abandonados no tiene dueños que miren por ellos. Porque nacer en los predios de una casa no garantiza que los dueños de la misma sean sus alimentadores ni cuidadores. Fuera del gato pinto, que mi madre considera que ya es de la casa, en esta ocasión que estoy pasando unos días cuento otros cuatro más, inquilinos ya habituales. Y al anochecer he contado hasta quince comensales felinos de todos los colores y edades. Porque entre mi madre y mi tío Rufo los mantienen. Cuando ellos vienen del mercado, son más las bolsas y latas de comida para gatos que para nosotros.

Equitación y doma, La Cascayera, en Boo

Equitacion, montando una yegua

Salvada, camino al matadero

«El que no vale para estudiar vale para trabajar», suele decirse de las personas. «La que no vale para leche vale para carne», se dice de las vacas. Y de los caballos, otro tanto. Los que no sirven para monta o trabajo terminan en el matadero; aunque muchos son criados exclusivamente con este propósito. Recién he conocido el caso de una hermosa yegua de raza española, procedente de unos prestigiosos criadores del sur de España; pero que iba camino del matadero, tan solo por tener cierto defecto en sus patas delanteras que la invalidaba como caballo de largas montas o trabajo duro. Alguien se enamoró de ella y decidió comprársela al tratante, para utilizarla de caballo de silla. Sin embargo el animal estaba resabiado, debido a los malos tratos recibidos, que no había quien se le acercara.

El buen trato lo puede todo

Este fin de año estuve de vuelta por mi terruño natal en Agüeria, Asturias, para pasarlo con mis padres. Puede conocer unas cuadras que han montado recientemente en la población de Bustillé, al lado de Boo, pueblo que dista unos pocos kilómetros de Moreda y pocos más de la Villa de Mieres, en el Concejo de Aller.