• Blog personal sobre perros, gatos y animales en general; fotos, cuidados, anécdotas.

Gatos en la casa y en el corazón

La gata M

Hará un par de años fuimos con unos amigos a pasar un fin de semana a un pueblo de la provincia de Ávila. El domingo antes de volver a Madrid, paseábamos por el pueblo y vimos una gatita de color gris ceniza sentada a la puerta de una casa junto a la calle principal del pueblo. Tendría tres o a lo sumo cuatro meses. Estuvimos acariciándola hasta que salio una mujer mayor. Nos dijo que la gata había tenido otro hermano; pero que «un coche le había reventado la cabeza», y que esta  otra acabaría igual, seguramente, ya que pasaba la mayor parte del tiempo en la calle. Mi chica y yo nos quedamos consternados y horrorizados. Pensamos que aquella gatilla merecía una vida mejor. Los dos hicimos un pacto: si al pasar con el coche, cuando volviéramos a Madrid, la gata seguía por allí nos la llevaríamos. Si no la veíamos, ni siquiera nos detendríamos. Unas 4 horas mas tarde pasamos frente a la casa, despacio.

La corta vida de Nikita, una perrita muy especial

He publicado algunos casos que he clasificado como “historias de amor”, aún a sabiendas de que, esa categoría, posterior a la creación del blog, no contendría todas los casos previos que podían encuadrarse dentro de ella. A esta perrita mexicana de la foto le pusieron por nombre “Nikita”. La encontraron abandonada en una barranca, teniendo apenas como un mes de nacida. Llegó al Hogar Canino Vida Nueva, en Puebla, Mexico, desde donde la señora Guadalupe Zozaya Camacho me escribió. Cuando la conocí, se veía completamente normal, y caminaba por todas partes. Lo único raro es que no interactuaba con los demás perritos. Yo pensé que era porque estaba muy pequeñita. A la semana siguiente estaba muy mal, deshidratada, no quería comer nada. Se le llevó al veterinario y nos dijo que a parte de deshidratación y mala alimentación es sorda y ciega.