• Blog personal sobre perros, gatos y animales en general; fotos, cuidados, anécdotas.

Aullando por tus animales perdidos

Lobo aullando en el bosqu
Cuando mi gato Mínimo vivía, uno de los sitios externos en donde le gustaba meterse a dormir, era un espeso macizo de flores en al jardín trasero. Cuando yo llegaba a casa y abría el portón del garaje, mi perra boxer Penélope venía a mi encuentro, saltando de alegría, contoneándose y torciéndose toda. Sin embargo, su hermana Montserrat iba hacia atrás. Buscaba al Mínimo en su macizo favorito, o por sus otros sitios de costumbre, para avisarle que yo había llegado. Después que el Mínimo murió, Montserrat siguió manteniendo ese mismo comportamiento, buscándolo. Ella nunca comprendió que su querido y dulce gato no volvería.

Yo no fui, fue mi hermana.

Dos perras durmiendo juntas Anécdota canina. Una noche, acompañado por mis dos perras boxer, Montserrat y Penélope, dábamos la usual ronda por los jardines y patios que rodean la casa, antes de cerrar para acostarnos. Encontré rota la bolsa de plástico con la basura, que yo había dejado junto al portón de acceso para vehículos. Iba a sacarla en la mañana siguiente que pasaría el camión recolector. El contenido estaba esparcido por el suelo. Yo levanté la voz, lo que es muy inusual cuando hablo con mis animales. Pregunté quién la había roto, y ellas notaron que yo estaba molesto.

Montserrat

Hembra boxer, Montserrar
Esta hembra boxer es como la niña de mis ojos. Tiene 7 años y medios, y desde que nació no me pierde pisada. En la casa, donde yo estoy la encontrarán a ella. Cuando me estoy vistiendo para salir, le encanta robarme un zapato y que yo la siga para quitárselo.