• Blog personal sobre perros, gatos y animales en general; fotos, cuidados, anécdotas.

Perros trabajadores

perro lazarillo y su dueño Estos son Truman y su dueño. Los he visto innumerables veces, pues ambos se suelen ubicar en la Puerta del Sol de Madrid, en la intersección de la Carrera de San Gerónimo con la Carrera Canalejas. La mayor parte de las personas no se apercibe de la cantidad de perros que realizan una labor diariamente. Hay perros guía que suplen la falta de visión de sus dueños; perros de asistencia que son los ojos, oídos y manos de personas con discapacidades. También están los perros que realizan labores de búsqueda y rescate de personas perdidas, o en avalanchas de nieve, derrumbes de edificios y otras catástrofes.

Cuando llega la hora de morir

perra boxerEn mi artículo “Conociendo la hora de tu muerte,” en que refiero el caso de la peculiar sensibilidad del gato Oscar para predecir el fallecimiento de personas, algunos opinaron que bien les gustaría poder saber eso. Otros, ni que se lo mencionen. La mayoría de los humanos han perdido la capacidad de reconocer el momento en que la señora del sueño eterno los llama. Pero los animales saben cuando, por efecto de su edad o alguna enfermedad, les llega la hora. Muchos habrán leído las historias sobre los elefantes, que conociendo que su muerte se acerca, viajaban hasta el lugar que se dio en llamar “cementerio de los elefantes” para sumar sus huesos a los de sus predecesores.

Parto natural y cesárea

Perra boxerEn principio, fuera de pocas excepciones de anormalidades morfológicas, si una hembra se encuentra sana no hay nada que impida que tenga un parto natural. Ahora bien, con respecto a ciertas razas caninas, como el caso de las perras bulldog, si se diera la circunstancia de que gestara pocos cachorros (1 a 4) podría suceder que todos, o alguno de ellos, fuera particularmente grande, con una cabeza de un tamaño tal que dificultara, e incluso impidiera su salida, quedando atascado. Si la perra no es atendida significaría su muerte, junto con todos los cachorros. Por eso es que algunos veterinarios aconsejan la cesárea para esta raza. Con ella también se evita la posibilidad de un parto lánguido, que tome muchas horas y agote a la madre, con lo que su recuperación posterior es más lenta. Ahora bien, realizar una intervención quirúrgica de este tipo, sin verdadera necesidad, no es bueno ni para la madre ni para los cachorros. Una alternativa sencilla y poco costosa, es saber anticipadamente ―mediante radiografías, ecosonogramas u otros medios similares― cuantos cachorros está gestando. Aunque sean pocos, pero no se evidencia que sean anormalmente grandes, sería preferible dejarla intentar el parto natural.

Morir de hambre

perro desnutridoHace bastante tiempo que, si no llevo prisa, me detengo a observar los perros que deambulan por las calles, particularmente aquellos desnutridos. Intento meterme en sus pensamientos, percibir sus sentimientos, comprenderlos un poco a través de su comportamiento. Pero tengo que tener las emociones bien equilibradas ese día, porque llega un momento en que parece que lo logro. Las ciudades pueden ser un lugar muy inhóspito para esos animales sin hogar. Si han nacido en las calles y sobrevivido la etapa de cachorros, pueden defenderse mejor. Pero si han crecido en un hogar y luego fueron abandonados, por lo general no tienen las habilidades necesarias para enfrentar ese medio tan duro y competido. Por otro lado, para los perros callejeros hay muchos peligros y enfermedades rondando: parásitos externos como las garrapatas, y la omnipresente sarna que termina dejándolos en carne viva; las enfermedades gastro-intestinales, por beber aguas contaminadas y negras; magulladuras, cortadas y heridas por peleas; fracturas por arrollamientos de autos y motos. Pero, sobre todo, la falta de alimento que los lleva a la desnutrición. Esto se hace más evidente en las hembras que quedan preñadas y tienen que amamantar luego a sus cachorros. Sus necesidades alimenticias en esa etapa son superiores, pero la cantidad de alimento es la misma. Cuando una hembra que amamanta muere, sus cachorros morirán también, por inanición.

¿Monta o inseminación artificial?

perra boxerComo complemento a estos siete temas relacionados con el celo, gestación y parto de la perra, que inicié con el tema titulado El celo en las perras, considero necesario otros dos, relativos a la inseminación artificial y al parto por cesárea. En su vida libre y natural, los mamíferos se reproducen mediante la monta de la hembra por parte del macho. Pero cuando el ser humano interviene, las cosas pueden cambiar, para bien o para mal. En el agro ya es natural ver como, costosísimos ejemplares de toros de raza, así como los caballos pura sangre, se reproducen exclusivamente por medio de la inseminación artificial de la hembra. Esto se debe a un hecho muy simple: la cantidad de espermatozoides que el macho expulsa en una eyaculación, puede utilizarse para fecundar a varias hembras en lugar de una sola. Y cuando los servicios de un macho en particular son muy solicitados, guardar el semen y realizar de manera clínica las inseminaciones, es la mejor manera de no agotar al animal.

Rantamplán, mi perro

czchorro jack russellEra una tarde lluviosa y ceniza en la ciudad de Barcelona, Venezuela, en plena época de lluvias. Yo había comprado algunas cosillas en una gran tienda de ferretería y materiales de construcción, y estaba a la puerta, junto a otros cuatro hombres. Todos mirábamos al cielo, sopesando si era preferible afrontar la lluvia del momento, que había amainado algo, o esperar un poco más. Yo decidí salir, ya que mi auto estaba cerca. Ya iba a levantar un pie para dar el paso, cuando ese peculiar sentido me advirtió. Miré hacia el piso y lo vi. Un perrito cachorro se encontraba sentado justo en el medio de la “V” que formaban mis zapatos, con su cabeza levantada al máximo, mirando hacia mi. Sentí como si yo lo mirara desde un edificio de tres pisos, de pequeño y alejado que me pareció.

Problemas durante el parto

perra bulldog pariendo Ya he mencionado anteriormente que lo mejor es dejar actuar a la perra, porque, aunque sea primeriza, por instinto ella suele saber lo que tiene que hacer. Ahora que, si notamos que un cachorrito recién parido no reacciona, no respira ni se le ve latir el corazón por más que su madre lo lame, es allí cuando podemos intervenir. Debemos revisarle las vías respiratorias, para ver si no las tiene obstruidas con mucosidades que le impidan respirar. Si es asi, debemos limpiarlas con algún algodón. En caso necesario, si no tienes a mano una pera de succión u otro instrumento adecuado, no tengas ningún remilgo en absorber tu mismo la pequeña boca y nariz del cachorro, escupiendo luego lo que extraigas. Yo lo he hecho. Luego, con un paño, preferiblemente húmedo y tibio, debes frotar enérgicamente el cuerpo, hasta que chille con su inconfundible sonido. Es bueno sostenerlo con la cabeza hacia abajo, para favorecer que la sangre irrigue su cerebro. Ten en cuenta que lo de “enérgicamente” implica una presión adecuada a la fragilidad del cuerpecillo del cachorro.

El parto de la perra

Perra bulldog pariendoUnas pocas horas antes del parto, la perra manifiesta una temperatura corporal algo más baja de lo normal, descendiendo desde los 38,8 o los 38 grados centígrados, que es lo normal para un perro, hasta cerca de 37. Seguramente que ella misma se recogerá en su caja de parto para recibir a sus cachorros. Es común que se lama la vulva con más frecuencia, y sus pezones segregan calostro. En estado salvaje, las lobas tienen a sus cachorros en lo profundo de su cubil, y en soledad. Pero a nuestras perras domésticas, les resulta reconfortante contar con la presencia tranquilizadora de sus humanos más cercanos. Acostada de lado inicia las contracciones. Puedes ayudarla dándole masajes que partan de la zona del diafragma y vayan hasta el final del abdomen, ejerciendo un poco de presión con las manos.

Un perro muy especial, y un gato.

Era un día del mes de Noviembre, que comenzó como cualquier otro. Cuando Reina Aguilar abrió la puerta a la novia de su hermano, no se podía imaginar que su vida iba a dar un vuelco. La muchacha llegaba con un gatito de unos tres meses. Lo había encontrado sentado a la puerta de una tienda, solo y triste. No parecía tener dueño, ni nadie sabía de su madre. Así que, sin pensárselo mucho, ella lo agarró y se lo llevó para ver si Reina lo quería cuidar. Su esposo no tenía la menor idea de lo que era vivir con un gato, pero inicialmente lo aceptaron. El gatito resultó ser muy juguetón, y se entretenía horas correteando con una pelota. No se necesitó mucho tiempo para que se encariñaran con él y decidieran quedárselo, llevarlo al veterinario y darle el nombre de Morris. Y sucedió lo que tenía que sucederles, que Morris se convirtió en el dueño y amo de la casa. No era un gato especialmente afectuoso, pero tampoco era agresivo ni tímido con los extraños. Por el contrario, en opinión de todos, era un gato con mucha personalidad y carisma. En resumen, era un auténtico gato.

Aullando por tus animales perdidos

Lobo aullando en el bosqu
Cuando mi gato Mínimo vivía, uno de los sitios externos en donde le gustaba meterse a dormir, era un espeso macizo de flores en al jardín trasero. Cuando yo llegaba a casa y abría el portón del garaje, mi perra boxer Penélope venía a mi encuentro, saltando de alegría, contoneándose y torciéndose toda. Sin embargo, su hermana Montserrat iba hacia atrás. Buscaba al Mínimo en su macizo favorito, o por sus otros sitios de costumbre, para avisarle que yo había llegado. Después que el Mínimo murió, Montserrat siguió manteniendo ese mismo comportamiento, buscándolo. Ella nunca comprendió que su querido y dulce gato no volvería.