• Blog personal sobre perros, gatos y animales en general; fotos, cuidados, anécdotas.

La perra del parque Juan Carlos I

perro corriendoEn un artículo pasado, que titulé Un perro abandonado, hablé de una hermosa perra que vivía en el Parque Juan Carlos Primero, en Madrid, que había sido abandonada, y que evitaba el contacto con las personas. Las cosas han cambiado un poco, o mucho, según se lo mire. Cuando estoy en Madrid, los sábados en la mañana acompaño a mi esposa y a nuestro hijo, quien va a montar bicicleta especial para discapacitados físicos, en las instalaciones que la Fundación También mantiene en ese parque. En una de esas visitas sabatinas, hace ya algunas semanas, volví a ver a la perra. La reconocí de inmediato, pero me sorprendió un detalle. Ella llegó con su trotecito ligero, siempre con prisa, pero con cara alegre, lo que ya era un cambio. Inspeccionó las instalaciones, dando un vistazo entre las bicicletas y otros equipos. Salió pronto y siguió a unas personas, buscándoles fiesta. Por un momento llegué a pensar que eran los dueños, pero la perra pronto los rebasó y siguió caminito adelante. Apenas me dio tiempo de enfocar la cámara y disparar. Ya en la casa, con calma, comparé las dos fotografías y pude constatar que no me había equivocado. Se trataba de la misma perrita, pero el detalle que me había confundido era que ella ahora tenía colocado un collar, aparentemente antiparasitario.

Alimentación de la perra en gestación

Compuestos para perrosEl cuidado alimenticio de las futuras madres. Se considera la gestación desde el momento de la fecundación de los óvulos, hasta el parto. Es el período en que se produce el desarrollo de los fetos en el útero. Es fácil comprender que el desgaste energético que implica para la madre el desarrollo adicional de los fetos, requiere ser compensado mediante la alimentación adecuada. Cualquier alimento o sustancia que se le suministre pasará directamente a la sangre de la perra, y por ella a los fetos. Por eso, cualquier cosa inadecuada puede producir perjuicios notables. Sobraría decir que un animal alimentado adecuadamente podrá tener mejores crías que una perra desnutrida, pero ya lo digo, por si acaso.

Drako

French Poodle
Constanza M. Ruiz Sánchez, desde la Colonia Tabacalera. México D.F., nos envía estas fotos y dice: Cuando me casé mi madre se quedó sola. Mis tías le recomendaron buscarse un perro, para no sentirse tan mal. Así fue que llegó “Dr@ko” y aunque su nombre suene como de un perro de raza grande, como un Rotwailer, definitivamente es lo contrario; es una estopita linda, un macho de la raza French Poodle.

El abuelo y Lucas

perro bebiendoYo estaba sentado en un banco del Parque Juan Carlos Primero, en Madrid, cuando los observé venir. Caminaban con esa tranquilidad que da la edad y la disponibilidad del tiempo. Era evidente que, para ellos dos, llegar sitio alguno no tenía importancia. No me pude resistir y les tomé unas fotos.

La tarea de llevar y traer a los niños del colegio, en España pareciera que recae mayoritariamente en los abuelos. Otros, como el Sr. Carlos Corzo, ya jubilado, se encarga de sacar a Lucas, el perro de su hija. Pero no se limita solamente a bajarlo para que haga sus necesidades, sino que le da un largo paseo por el parque. Aprovecha para hacer ejercicio él mismo, pues si hay algo saludable y gratuito es una buena caminata. Al humano y al perro les gusta ese parque, y les sobran motivos.

Viajando en familia

Viajando en el auto con un perro Hay que haber crecido manejando un vehículo 4×4, para saber todo lo que se puede hacer con uno, fuera de la carretera y sobre ella. Yo aprendí a manejar al volante de un viejo jeep Willys, cruzando barrizales y ríos, por las que entonces (1967) eran unas tranquilas carreteras de tierra, en la zona costera entre Los Caracas e Higuerote, en Venezuela. Años más tarde, poco después de que mi segundo hijo naciera, descubrí las bondades y la versatilidad del espacioso interior de las camionetas rancheras (berlinas) para los viajes en familia; desde entonces, los vehículos monovolúmenes han sido mi elección.

La gravidez en las perras

perra bulldog Han pasado ya varios días desde que tu perra fue montada por el macho y ahora presenta todos los síntomas de la gravidez: se tranquilizó, su apetito va en aumento y se nota que engorda, el abdomen crece y se prepara la secreción láctea; en suma, que se encuentra en estado de gestación. O eso es lo que tu piensas. Se dan casos en que el óvulo no fue fecundado, y que, de todos modos, se forme en el ovario la cicatriz que produce el cuerpo lúteo y la hormona de la gravidez. En ese caso, la perra presentará todos los síntomas, pero sin la presencia de fetos. Es lo que se conoce como la falsa gravidez, o gravidez histérica, que, aunque es más propia de los perros pequeños, puede darse igualmente en perros de gran tamaño.

El perro de asistencia

discapacitado con perro de asitenciaEl sábado 19 de mayo la Fundación También, celebró en el Parque Juan Carlos Primero, en Madrid, un acto con actividades diversas, planeadas para ser disfrutadas no solamente por los discapacitados, sino por sus familiares y todos los que quisieron asistir, encuentro que ellos llaman Fiesta de la Primavera. Entre las actividades de ese día, se incluyó la presentación de un perro entrenado para prestar asistencia. Estuvo a cargo de Raúl Lizano, acompañado de Amara, una excelente hembra de raza Labrador Retriever, de 6 años y color negro, perteneciente al criadero Diana Campo Retrievers, en las afueras de Madrid.

El celo en las perras

Pareja de perros bulldog haciendo guardia Voy a comenzar una serie de cuatro, o quizás cinco nueve artículos, en los que trataré temas relacionados con la reproducción de las perras, desde el inicio del celo hasta el proceso del parto. Eso sí, seguiré con mi estilo más bien coloquial y distendido, como si estuviéramos conversando y tomándonos un café en cualquier lugar, como hasta ahora he venido haciendo en este blog; las formalidades y tono de seriedad las dejo para las enciclopedias y libros especializados. Aquí, lo que menos se pretende es dictar cátedra. Seguiremos este orden: el celo y el momento más fértil para el cruce; el período de gravidez y formas de determinar el embarazo; la alimentación de las perras en gestación; el momento del parto y los cuidados necesarios. Luego ya veremos. Pero no irán consecutivos, porque iré intercalando otros temas. Vamos, pues, con el primero.

Un perro abandonado

Un perro corriendo junto a unos autos estacionados

En el Parque Juan Carlos Primero, en Madrid, lleva un par de meses viviendo este hermoso perro, a quien apenas logré tomarle esa única instantánea, y gracias a que tenía la cámara en la mano.

Hay dos damas por las que nos enteramos que las autoridades han intentado agarrarlo por diversos medios, incluyendo el uso de dardos con tranquilizantes, pero no ha sido posible. El animal evita el contacto con las personas, y cuando se siente acosado logra desaparecer en los múltiples recovecos y matorrales del extenso parque. Por su comportamiento se presume que fue bastante maltratado antes de ser abandonado o se escapara.